domingo, 12 de abril de 2015

LA QUINTA PATRULLA DE BROWNSEA


Fueron cinco. Cinco las patrullas que conformaron el primer campamento del Movimiento Scout en la isla de Brownsea. Hasta ahora nada se sabía. Borrada de los registros, silenciada en juramento y nunca mencionada. El color de su banderín: negro. Su nombre "Eel" o"Anguila".
Sólo un hallazgo accidental nos permite hoy atisbar el misterio. El secreto salió a la luz en Londres. Portobello Road. En alguno de los muchos "Antique Market". En el cajón de un añoso mueble, encontrado en un una buhardilla de Kensington High Street, descubren un doble fondo y ahí un texto manuscrito.

 
No más de tres hojas firmadas por Marc Noble integrante de la primera patrulla "Toros". De los pocos que tuvieron en sus manos este documento y lo leyeron dicen que su autor al final de sus días decide romper el pacto formulado en la "Hermandad naciente de Brownsea" y relatar los sucesos que nunca supo explicarse.


Noble se refiere a ellos como "Los silenciosos niños de Jersey". Dice que al llegar al campamento por invitación de Baden Powell no permitieron ser separados y mezclados con otros muchachos para integrar una patrulla. Debían permanecer juntos, dijo el mayor de ellos llamado Sean. Insistieron y su posición fue tan categórica que a pesar de las explicaciones metodológicas de BP al final lograron quedar los siete en la patrulla "Anguila". Según Noble la idea de BP era que tanto animales de tierra, aire y mar estuvieran representados en las primeras patrullas.

 

Todos huérfanos. Venían de la "Jersey Home for Boys". Un hospicio en la Isla de Jersey, una de las "Islas del Canal" mirando hacia las costas de Normandía.

Eran de pocas palabras,escribió Noble. Un tanto recelosos y extraños al bullicio de los demás durante las actividades, aunque cumplían las tareas que se les encomendaban. Demostraban gran destreza en algunos de los juegos como "Acechando el ciervo" y "Observando las estrellas". Si se les saludaba respondían de forma cortés, pero siempre parecían distantes.

En general no se metían en líos. Sin embargo, Noble relata que una mañana, frente a las otras patrullas, fueron severamente reprendidos por BP por haber sido sorprendidos durante la noche, mucho después de la "hora de silencio" fuera de su carpa. Los encontraron junto al mar, mirando al sur. BP los observó largo rato para ver qué tipo de travesura preparaban. Pero no hubo bromas. Sólo se quedaron tomados de la mano, formando una cadena, mirando el mar en medio de la noche. Cuando les pidieron explicaciones por lo ocurrido solo Sean, su Guía, respondió: "Aquel que es pobre puede danzar y cantar frente a los ladrones mientras viaja".

  
Al amanecer del séptimo día no llegaron a formación. Su carpa vacía sin rastro de que hubiesen pasado la noche en ella. Tampoco estaban sus bolsos, ni mantas, ni ropas. Dejaron una breve carta. Sólo la leyó BP y su rostro se ensombreció mientras lo hacía. "Quizás las más valiosas amistades surgen en el dolor" dijo brevemente y se alejó. El manuscrito narra que esa noche todos los participantes se juramentaron para mantener el secreto de la  quinta patrulla. "Desde nuestra fogata les deseamos suerte" escribió Noble.

Este documento fue adquirido por integrantes del Equipo de Registro Histórico de la OMMS y se encuentra en proceso de autentificación en Ginebra, Suiza.    

"Juego de Claves" Sección Ficción y Misterio.
  

4 comentarios:

  1. porque en adiestramiento en las asociaciones scouts no se habla de esta quinta patrulla?, si existió en los cursos básico, avanzado o nivel 4 y 5 no se menciona
    Rodolfo Bula 4W ACE

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante e intrigante,es de leerla, leerla y volver a leerla para sácale el mejor provecho, no se puede aún hacer comentarios, volveré a leeerl a y aprenderé..,.....puntos suspensivos

    ResponderEliminar